¿Y qué tal si la solución está en ti?

Tu punto de vista creta tu realidad. Así es que es el momento de prestar atención a los pensamientos, sentimientos y emociones constantemente. Tener mantras (palabras claves) de poder como: poder, amor, paz, abundancia, prosperidad, riqueza, éxito, para esos instantes donde puede bajar la energía, llegar la preocupación, presentarse la angustia o la depresión. Es en ese instante donde debes preguntarte:

¿Qué puedo hacer diferente para mejorar esta situación?

¿Qué es lo positivo de esta situación que no estoy viendo?

¿Universo, muéstrame cuáles son las infinitas posibilidades para mejorar esta situación? ¿Qué más puedo recibir ahora?

¿Qué más requiero hacer ahora?

¿Qué me va a crear una mejor situación en este aspecto?

¿Qué contribución es esta situación para mí?

¿Qué requiere mi cuerpo hoy?

¿Qué se requiere para que mis ingresos aumenten?

Cambia el enfoque y tu realidad cambia.

Cuando aparezca el temor, dile gracias por estar aquí pero ya no te requiero y lo sacas simbólicamente de tu cuerpo en una esfera blanca y lo echas por un hoyo negro mentalmente.

Vía: Távata

Artículos Relacionados

Abrir chat