Tips para lograr lo que deseas.

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Eres tú quien crea tu propia realidad. Nadie lo hace por ti. Y lo haces aunque no lo sepas. Por ese motivo, sueles crear por defecto. Cuando eres consciente de tus pensamientos y los ofreces deliberadamente, te conviertes en el creador deliberado de tu propia realidad; y eso es lo que pretendías cuando tomaste la decisión de adoptar este cuerpo.

Tus deseos y creencias son sólo pensamientos: “pide y se te dará”. Pides mediante tu atención, tu necesidad y tu deseo, esa es la petición. Tanto si deseas que suceda, estás pidiendo.

No tienes que usar palabras. Basta con que lo sientas en tu Ser: deseo esto. Me encanta esto. Aprecio esto, etcétera. Ese deseo es el comienzo de toda atracción… Nunca te cansas de la expansión o de la creación, pues no hay fin para las nuevas ideas de los deseos que fluyen. Con cada idea nueva de algo que te gustaría experimentar, poseer o saber… llega su realización o manifestación, y con esa manifestación también llegará una nueva perspectiva desde la cual engendrarás nuevos deseos.

Nunca dejarás de existir; siempre nacerán nuevos deseos dentro de ti; la Fuente nunca dejará de responder a ellos, y por consiguiente, tu expansión es eterna. Por eso puedes empezar a relajarte si, en este momento, todavía hay algo que no haya hecho realidad.

Incluso a tu expresión física de carne, sangre y huesos, eres un “Ser Vibratoria”, y todo lo que experimentas en tu entorno físico es vibratorio. Lo único que te permite comprender tu mundo físico es tu capacidad para traducir la vibración.

Tus ojos, orejas, incluso tu nariz, lengua y huellas dactilares, están traduciendo vibraciones… pero tus intérpretes vibratorios más sofisticados son, sin duda alguna, tus emociones. Si prestas atención a las señales de tus emociones puedes entender, con precisión absoluta, todo lo que estás viviendo o has vivido.

Si prestas atención a tus sentimientos puedes comprender la razón por la que has venido aquí y proseguir con la expansión de pretendías con el júbilo inicial. Al comprender tu conexión emocional con quién-eres-realmente, no sólo llegarás a entender lo que está sucediendo en tu mundo y por qué, sino que también comprenderás a todos los demás Seres con quienes te relacionas.

Vía: Esther y Jerry Hicks

Artículos Relacionados