Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

PADRES Y ANCESTROS TÓXICOS

Un padre o ancestro tóxico es quien, en lugar de nutrir a sus descendientes, succiona la energía de vida de ellos. Los padres y ancestros son los que dan vida, pero en este caso en lugar de dar, quitan y esto daña a los descendientes.

¿Cómo puedes tomar energía de vida si tus padres o ancestros son tóxicos?

La mayoría de las personas con padres tóxicos hacen una de estas dos cosas: creen que todo va a ir fabuloso en su vida si se mantienen lejos de sus padres o viven pegados a sus padres tratando de recibir algo de ellos. No importa si vives lejos o cerca de tus padres, la solución está en sanar la relación dentro de ti. Lo que hagas externamente será un reflejo de lo que ocurre en tu interior cuando estés en armonía.”

El primer paso es dejar ir las fantasías que te estorban para resolverlo. Me refiero a renunciar a que ellos cambien, sean diferentes contigo o se den cuenta de lo que tendrían que hacer para hacerte sentir bien. Es dejar de esperar que tus padres te pidan perdón por los maltratos del pasado y te recompensen por todo lo que te hicieron sufrir. ¡Cuando tomes tú la responsabilidad de sanarte, lo harás muy rápido! Hay personas que creen que los padres tienen que ganarse el derecho de ser reconocidos por sus hijos. Piensan que un “mal padre” o una “mala madre” no merece ser tomado. Es más, creen que si hubo maltrato el desprecio y el reproche están justificados. No tomar a sus padres es un castigo para el hijo, y si ya sufrió maltrato, ¿además va a sufrir la falta de energía de vida? Hay hijos que se niegan a aceptar a sus padres, reprochándoles que lo que recibieron no fue lo adecuado, fue demasiado poco o diferente a lo que deseaban. Entonces siguen esperando recibir de sus padres, sin poder ir hacia la vida. Esta actitud hacia sus padres hace que se queden pegados a ellos, sin avanzar y sin recibir lo que desean. Si tus padres no te dieron lo que necesitabas en el pasado, ¿por qué crees que te lo van a dar ahora? Lo mejor que puedes hacer por ti es avanzar hacia la vida, pero sólo puedes hacerlo si agradeces lo que recibiste, aunque no haya sido lo que querías. A veces, el hijo pretende que sus padres tengan ciertas cualidades para “ganarse” el derecho a ser tomados y justifica el no hacerlo por los defectos que éstos tienen. Es como si el hijo les dijera a sus padres: “Para que puedan ser mis padres tienen que ser como yo quiero que sean”. De esta manera, los hijos sustituyen el tomar por el exigir y el respeto por el reproche. Sin embargo, cuando un hijo exige, a los padres se les quitan las ganas de dar. Es como un manantial que se seca y el agua deja de fluir. Cuando los hijos son muy demandantes, los padres están agobiados y tienen menos paciencia. En cambio, cuando los hijos son cariñosos y agradecidos, las ganas de dar surgen naturalmente. Por eso, aunque tus padres sean tóxicos agradece lo que hay, esto hace que te llegue más de lo bueno y lo malo se disuelva. La gratitud y el respeto son los ingredientes que te protegen de cualquier toxicidad en el sistema familiar. Mientras más tóxicos consideres a tus padres y ancestros, más respeto y gratitud necesitas experimentar. Además, vas a aprender maneras de vincularte con ancestros que tengan mucha energía de vida para ti. En tanto, elige cambiar tu actitud.

¡Llénate de gratitud hacia ti mismo por ser quien eres incluso con los padres que tienes!”

Vía: SANA TU FAMILIA de de MAGUI BLOCK.

Artículos Relacionados

Los Egregores

Los egregores son pensamientos fuertemente proyectados, están regidos por la ley del mentalismo. Éstos egregores emanan una corriente magnética como un rayo

Hay un espacio dentro de ti

ABUNDANCIA es MAMÁ TRABAJO Y ÉXITO es PAPÁ  Si estás mal en la abundancia sana la  relación con mamá. Si estás mal

Abrir chat