Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Los Once Pasos del Método De La Magia:

Acceder al Mapa que contiene El Camino Principal del que derivan todas las rutas, es Acceder entonces a la más Pura Magia que accede a todo lo que quiera alcanzarse del Universo.

Paso II: EL ORDEN DE LA PALABRA

A DÓNDE nos Dirigimos

Escuchar en qué consiste en realidad lo que decimos en lo que ordenamos, sin dejarnos atrapar por la idea de lo que queremos decir. ¿Qué es lo que Define esa Cosa en sí? ¿Qué es lo que define que esa joven sea mi novia? ¿En qué consiste una familia? ¿Cuándo un trabajo es bueno? veremos entonces que, irremediablemente, lo que suponíamos más anecdótico y menos importante, se hará imperioso: La Palabra precisa Definir la Cosa detrás de la Imágen…

Explicación

Gracias a aprender a escuchar lo que se oculta en la palabra, sabremos dónde nos encontramos y si vamos en la dirección correcta.

Los pensamientos son proyección de la Palabra. Desconocemos los pensamientos que nos habitan hasta que los nombramos, lo cual significa que si nombramos algo distinto a lo que nuestra Idea suponía que diríamos, ‘Eso’ nombrado es lo que está en realidad en la mente tratando de realizarse en el mundo.

Las consecuencias no tardarán en manifestarse, pues descubrir que la palabra va en una dirección diferente a la de la idea, es descubrir que nuestras fuerzas se han dividido dramáticamente: mientras con una parte nuestra tratamos de crear algo, nuestra mente está tratando de crear otra cosa, que bien puede ser diferente o directamente opuesta a la que queremos crear. Comenzamos a hablar… y bajo un orden totalmente oculto (que en principio aparenta puro Caos) se suceden equívocos, olvidos que nada tienen que ver con la imagen a la que quisiéramos aludir.


“Sin la Palabra hay División y Caos, no Creación y Orden”

“Voy a buscar trabajo”

“Quiero encontrar un buen marido”

“Quiero que mi padre deje de gritarme”

“Quiero Adelgazar”

“Quiero curarme”

Frases que nos dan una Idea que parece tan clara como indudable acerca de la Cosa que queremos y su correspondiente Imagen en cada caso.

Si eso es así… ¿Por qué entonces es tan difícil lograr que el Universo se ponga en marcha para lograr trabajo, marido, armonía familiar, bienestar físico o simplemente perder unos kilos de más?

¿Qué fuerzas se Ocultan en La palabra, que contiene La Magia de poner en Movimiento el Orden en el Caos… Iniciando Universos?

La mente es un Caos de Ideas que sólo se podrá Ordenar a través de La Palabra, sin la cual el proceso hacia la Creación de lo que queremos sencillamente no comienza.

La clave está en ESCUCHAR en “Qué” consiste en realidad lo que decimos, sin dejarnos atrapar por la Idea de lo que “queremos decir”.

Aplicación

“Voy a buscar trabajo”

¿Qué Instrucción le estoy dando al Universo?: la de “Ordenar” todos mis días para que no encuentre trabajo, sino para que, simplemente, me los pase buscándolo.

Horas y horas yendo entonces a los lugares en los que ya han ocupado el puesto que me interesa, en los que mi currículum no se adapta a lo que buscan, en los que ya fue encontrada la persona para la vacante que estaba disponible; y tantas tortuosas Formas como sean necesarias para cumplir mi Orden, que el Universo entretejerá sin problemas… todo de acuerdo a Qué Cosa he, en realidad, Ordenado.

“Quiero encontrar un buen marido”

La única Forma en que puede cumplirse mi Orden es trayéndome hombres que ya estén casados, es decir: que sean “maridos”, y peor aun –según las instrucciones que Ordeno- que sean “buenos maridos”, por lo tanto, jamás atenderían a otra mujer que no sea su esposa.

“Quiero que mi padre deje de gritarme”

Ordena al Universo para que mi padre todos los días (y todo lo que pueda de cada día), me grite… única Forma en que podrá “dejar de gritarme”, en tanto no Ordeno que “no me grite”, sino que “deje de hacerlo”

“Quiero Adelgazar”

Instrucción que Ordena a mi cuerpo y a todo mi Universo a engordar contínuamente… requisito lógico, inevitable y obligatorio para “adelgazar”, que nada tiene que ver con “quiero estar flaco”

“Quiero curarme” 

Nada tiene que ver con Querer “estar sano”, por el contrario, garantiza organizar un Universo donde vivir enfermándose es el único modo de “curarse”.

“Lo que deseas, realmente se vuelve magnético para ti según el grado de tu deseo. El Universo no se preocupa de si algo va a dañarte o ayudarte, es neutral a la hora de satisfacer tus deseos”.

Fred Alan Wolf, “La Búsqueda Del Águila”

 

José Luis Parise.

Artículos Relacionados

Los Egregores

Los egregores son pensamientos fuertemente proyectados, están regidos por la ley del mentalismo. Éstos egregores emanan una corriente magnética como un rayo

Hay un espacio dentro de ti

ABUNDANCIA es MAMÁ TRABAJO Y ÉXITO es PAPÁ  Si estás mal en la abundancia sana la  relación con mamá. Si estás mal

Te regalo mi luz

SI NO SABES que hacer por ayudar a aquel que sufre y no quiere salir de su sufrimiento …..  ENVÍA LUZ…  Si

Abrir chat