Limpieza Energética de los Lugares y de Nuestros Cuerpos

Tanto los lugares como nuestros cuerpos tienden a acumular vibraciones y energías negativas constantemente, esto nos afecta tanto emocional como físicamente. La negatividad puede obstaculizar el flujo de las buenas energías y por ende la prosperidad, la salud, las relaciones y el bienestar de las personas y de los lugares. Los ambientes se contaminan por situaciones como discusiones, depresiones, preocupaciones, malgenio, agresividad, maldiciones o quejas. Tosas esas situaciones tan comunes y constantes pueden generar un ambiente muy complicado para nuestra felicidad.

La forma de mantener limpios nuestros lugares y cuerpo de todas esas malas vibraciones  es haciendo limpiezas energéticas con: sal marina, salvia, palo santo, sahumerio o jabón de sal marina y ruda.

Aplicación de los rituales:

Echar por todos los sifones o desagües Sal Marina todos los Martes  Y Viernes. Esto nos mantendrá libre de malos espíritus, envidias y energías negativas.

Sahumar la salvia por todos los rincones del lugar que queremos limpiar completamente. Iniciar Martes o Viernes, mínimo por tres días seguidos.

Quemar la cruz de palo santo desde la parte de atrás del lugar hacia la parte de adelante en el sentido de las manecillas del reloj, diciendo adiós energías negativas.

Bañarnos con el jabón de sal marina para liberarnos de todas las larvas astrales e impurezas energéticas en nuestros cuerpos, usándolo desde los pies hasta los hombros y diciendo: me estoy liberando de las malas energías. Se inicia martes o viernes, ideal por 9 días seguidos.

Ganesha: Es considerado el destructor de los obstáculos y las dificultades, por ello, es aconsejable colocar su imagen arriba de las puertas de las casas o negocios y llevarlo con nosotros para que nos proteja de las energías negativas.

Artículos Relacionados