INTRODUCCIÓN: Los Once Pasos del Método De La Magia:

Acceder al Mapa que contiene El Camino Principal del que derivan todas las rutas, es Acceder entonces a la más Pura Magia que accede a todo lo que quiera alcanzarse del Universo.

Paso 1: EL CAOS DE LA IDEA

Definir la Cosa que se halla detrás de la imagen por medio de la Palabra.

Explicación:

¿Qué es una Idea?

Todo intento, decisión, empresa o logro que quiera alcanzarse, comienza a partir de una Idea.

Tres elementos se aglutinan en Eso que comúnmente llamamos Idea: Una Cosa, Una Imagen (o Forma) y Una Definición.

Tres universos diferentes que conviven en nosotros caóticamente, se nos presentan.

La tendencia, tan natural como automática y tramposa, es la de creer que la Cosa que queremos lograr detrás de la Imagen o Forma está clara, y que la Definición no cambiará mucho lo que obtengamos, usemos las palabras que usemos para definir Eso.

Acá Se Inicia El Verdadero Viaje.

Estamos ante un sendero que se bifurca para Quien tiene la Oportunidad de emprender la Gran Aventura hacia Su Espacio Divino: si mantiene esa tendencia natural y automática, habrá tomado el camino de la anti-Magia, esos Universos sutiles conservarán su caos… y así es como se plasmarán, agregando caos sobre caos al Universo concreto.

Pero si toma El Otro Camino, cuyo Recorrido impone la tremenda exigencia de tener que aprender a ordenar todo eso que se le presenta en su mente según Un Método… tendrá la Divina Oportunidad de estar Recorriendo el Camino que, en todos los Mitos Bíblicos y Enseñanzas milenarias, recorre “Eso” a lo que llamamos Dios: un Camino que aporta poner Orden ahí donde primero tuvo que detectar y reconocer que había Caos.

Aplicación:
Solo es cuestión de Ordenar el Caos del Universo para que La Magia del Cosmos Se Inicie, Pero como ocurre con todo Orden… se precisa de un Método para lograrlo:

Definir lo que queremos y poner Eso en Palabras. Nombrar el Resultado.

“La Idea de la Cosa es una sombra, cuya Luz está en la Palabra”

Sin Definir lo que queremos jamás pasará de una simple Idea limitada a tan sólo habitar y existir en nuestros pensamientos.
 
La Cosa no se pone en acción si no se la Nombra.

El “Tao”, la Fuerza Primordial que está presente antes de que cualquier Cosa exista, incluida la que nosotros queramos alcanzar, significa sorprendente y exactamente Eso: El “Decir”. Todo Se Inicia por la Palabra, aunque tenga que ser dicha a través de gestos o del medio y lenguaje que sea.

Pensemos ahora en cualquier cuestión que queramos alcanzar en nuestras vidas… Si hemos pensado en una novia, o una familia, o un buen trabajo, o salud… es bastante fácil Imaginarse a una joven bonita, una escena de padres e hijos alrededor del fuego, una hermosa oficina en una empresa con nosotros dentro, o vernos corriendo por el parque. Pero todo eso… no es más que la Imagen, la Forma de la Cosa. Si queremos avanzar hacia la concreción de esa Cosa en el mundo, estaremos obligados a ir más allá de la Imagen. Y para eso deberemos hacer uso del lenguaje, por la vía que sea.

José Luis Parise.

Artículos Relacionados

Abrir chat