IDENTIFICA LA HERIDA DE TU INFANCIA

1.- HERIDA DEL RECHAZO

En mi infancia:

No me aceptaron tal como era.

¿Cómo me protejo de adulto?

Huyendo. Cuando alguien o algo me hace sentir así, me escondo, me aíslo, no quiero ver a nadie, incluso la gente que me quiere. Siento que todo el mundo me rechaza, que no pertenezco.

2.- HERIDA DEL ABANDONO

En mi infancia:

Tuve padres ausentes emocionales o físicamente.

¿Cómo me protejo de adulto?

Haciendo todo lo posible para que el otro no se vaya de mi lado. Atraigo problemas para llamar la atención de los demás. Prefiero aguantar en relaciones difíciles que ponerles fin.

Me da mucho miedo quedarme solo.

3.- HERIDA DE HUMILLACIÓN

En mi infancia:

Me ridiculizaron y se avergonzaron de mí.

¿Cómo me protejo de adulto? 

 Anulando mis necesidades y centrándome en las de los demás. La culpa y la vergüenza que arrastro me impiden aceptarme y cuidarme. Por eso, me resulta más fácil ocuparme de los demás que de mí.

4.- HERIDA DE TRAICIÓN

En mi infancia:

No cumplieron lo que me prometieron.

¿Cómo me protejo de adulto?

Estando en hipervigilancia constante. Tengo que controlar lo que ocurre a mí alrededor para anteponerme al peligro y así evitar sorpresas. Soy muy exigente en mis relaciones porque me da miedo que me mientan.

5.- HERIDA DE INJUSTICIA

En mi infancia

Fueron fríos y autoritarios.

¿Cómo me protejo de adulto?

Escondiendo lo que siento. Soy muy sensible pero no lo demuestro.

Me exijo mucho a mi mismo porque creo que se me aprecia por lo que hago y no por lo que soy. Me cuesta comprometerme por miedo a equivocarme.

Es momento de sanar…

Vía: Anónimo.

INFORMES TIENDA DE TÁVATA: Tels.: 604 366 7437 – 3113597567

Artículos Relacionados

Palabras que curan

Sabían que Somos Seres en Constante Vibración y que las palabras son semillas que nos dan Vida Pronunciar “LO SIENTO ” devuelve