El momento prometido.

Estamos en constante movimiento, todo cambia. Nada es igual al ayer, ese ayer, que miras con nostalgia.

Nada existe y sin embargo es posible la existencia a través de lo que llamamos vida; ésta paradoja es un ejemplo de que sólo estamos aquí y ahora, que solo viendo esta experiencia humana desde nuestro interior en el momento presente lograremos ser felices.

Nuestros momentos están llenos de detalles a veces difíciles de comprender, por la simplicidad que comportan. Este momento, aquí y ahora, donde podemos sentirnos extraños dentro de nuestro propio recipiente, son excelentes para observarnos y percibir todo lo que ocurre en el interior de cada uno de nosotros.

Este y no otro es el momento que nos habíamos prometido, el que hemos esperado, el que minuto a minuto nos va revelando cuál es nuestra verdad, y si esa verdad existe o simplemente es una ilusión más creada por nuestra memoria. Este momento presente es lo único que tenemos realmente.

Es el momento que trascurre en una eternidad y sin embargo te parece corto, porque te acostumbraste a un tiempo limitado. Es ese momento en el que buscas certezas inexistentes porque la incertidumbre pesa.

No te dejes abrumar por las emociones que crea tu cerebro a través de los pensamientos que genera. Párate y sólo observa, quedándote sólo con la sidras que nutren y refuerzan tu esencia, las que te hacen crecer.

La vida es desafiante, no sirve esconderte; sólo los valientes, osados y aguerridos serán capaces de superar los retos que ella nos presenta. No le des excusas al momento presente, vive y avanza, este es tu momento prometido!

Vía: Anónimo.

INFORMES TIENDA DE TÁVATA: Tels.: 3113597567

Artículos Relacionados

Palabras que curan

Sabían que Somos Seres en Constante Vibración y que las palabras son semillas que nos dan Vida Pronunciar “LO SIENTO ” devuelve