Claves para elegir el nombre de un bebé

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Lo primero que debes tener claro es que cada persona posee y merece su propia identidad. Y que no necesariamente un nombre de moda o que suena bonito es lo mejor para colocar. Toca aprender y estudiar. Empecemos entonces:

1.- No elijas un nombre por el calendario: Era una costumbre antigua. Se hacía en Europa tomando en cuenta las festividades de todo tipo. Sin embargo, se necesita elegir vibraciones (ruidos) que sean un elemento importante energético para la personalidad.

2.- Coloca siempre dos nombres porque, con ello, el bebé tendrá mayor tendencia a la protección energética: existen vocales y consonantes que al pronunciarse emanan un sonido y vibración especial que contribuye a la calma, seguridad, valentía, fuerza y determinación en la vida, así como a desarrollar una mayor apertura hacia lo espiritual. Miren la Biblia y vean cómo se designaron nombres específicos para ciertos profetas, tribus y ciudades.

Los numerológos recomienda colocar dos nombres al futuro bebé, porque cada letra posee poderosas vibraciones energéticas y bien usadas contribuyen a potenciar talentos y habilidades psicosociales como el intelecto, empatía, persuasión, liderazgo.

Coloca por lo menos una vocal A en uno de los nombres, de preferencia en el primero para darle solidez en la vida, valor, saber quejarse, luchar, avanzar. La A es empuje, coraje, decisión, liderazgo, introspección. Existe gente que no empieza un nombre con letra A, pero aquí precisamos los beneficios de aplicar la vibración de esta vocal al inicio de un nombre.

No excedas las tres vocales A en un nombre o en dos, porque ello traería tendencia a ser autoritario. Mientras que si por ejemplo son tres vocales A, como máximo repartidas en dos nombres, se atrae el intelecto, fuerza, percepción, mover masas, porte firme, vivir sin apegos, independencia, éxito.

Coloca como máximo una vocal I en el nombre del bebé. No juntes estas vocales en un solo nombre o repartidos en dos. Por ejemplo, no coloques Isabel Tatiana, porque esto indica ansiedad, impaciencia, tendencia a criticar, a los miedos, apuros, dependencias, pensar en el qué dirán, resentimientos. Tatiana significa mujer fuerte, líder, pero con tendencia a la impaciencia y capricho.

Jamás combines las vocales I con la O en un nombre, o en el segundo. Por ejemplo, un nombre complicado sería Rosario Ingrid, porque vemos que existen dos vocales O (ello indica tendencia a mandar sobre los demás). La combinación I con O refleja intolerancia a la frustración, distracción, rebeldía, celotipia, ataques de ira, cambios de humor, impaciencia. Si miramos los dos nombres, tenemos tres vocales I, eso es terrible porque será una dama sin paz, con miedos, siempre alterándose, apurada, posesiva, muy nerviosa, tensa o impulsiva.

Lo mismo ocurre con personas que se llaman Fiorella, Ignacio, Violeta, Carolina, Fabricio y en toda suerte de combinaciones que hallen esta presencia de conjunciones vocales. Si es tu caso y te reconoces, puedes usar tu segundo nombre cuando te presentes, porque lo que importa es cuando lo pronuncian y vibra en ti todo el tiempo; no se irá de tus documentos, pero haz uso de la guía de este texto y date un tiempo para notar la diferencia de cómo te sientes emocionalmente al respecto. Y si solo tienes un nombre, puedes apelar a que te digan Rose en lugar de Rocío, o Nacho en lugar de Ignacio. Debes jugar con las vocales hasta emplear las vibraciones más saludables.

Coloca como máximo una vocal I en el nombre. Si son dos nombres, que entre los dos solo aparezca una vocal I, porque una sola es sensibilidad, arte, paciencia, ternura, tendencia a la fe y habilidad con el oído, manejo de los ruidos, conexión con lo místico. Por ejemplo, nombres complicados con más de una I tenemos: Patricia, Irina, Ingrid, Cristina, Miriam, Cristian, Cirilo, Cinthya (la I latina o griega suenan igual). Ocurre con estos nombres que existe una fuerte tendencia a los pánicos nocturnos, miedo a dormir solo de niño(a), miedo escénico, paralización y en la madurez ansiedad, apegos, tendencia a dependencias, aceleración, obstinación. Si colocas dos nombres, aplica la vocal I en uno solo de los nombres y así podrás atraer la sensibilidad y arte en la persona.

No excedas las tres vocales E. Si usas una o dos, la persona que la lleve tendrá tendencia al trabajo siempre, le llegará apoyo económico y recomendaciones. Pero si hay más de tres vocales E, habrá materialismo, mezquindad.

No empieces un nombre con las consonantes B, V, C, ni con las vocales I, O, porque las consonantes mencionadas (B y V), sobre todo la B, denotan miedo a decidir, dudas (procastinación, ¿lo hago o no lo hago?, ¿voy o no voy?), miedos ajenos. La V significa tendencia a los apegos afectivos (Valeria, Violeta) o la precocidad, como en el caso del nombre Valeria; me refiero a querer mostrarse como alguien mayor desde pequeña. Si tu nombre empieza con B, V y C, te corresponde usar agenda, entrenar la responsabilidad y aprender a lidiar con la susceptibilidad como en el caso del nombre Begonia, Valery, Virginia. La vocal C sola implica tendencia al autoritarismo si la combinas con la vocal A, como en el nombre Carla (son damas complicadas, tercas, duras, inclementes a veces) y Cecilia (además, son damas súper ansiosas, nerviosas, pero chistosas y aceleradas).

No combines vocales U o I en el nombre del bebé, porque además de ansiedad atraes alergias y confusión emocional, depresión, camino complejo afectivo (Luis, Luciano, Lucía. Luana).

Jamás excedas de una U en el nombre, porque atraes tendencia a la obsesión con ideas específicas, dependencias, miedos notables, hipocondría a veces. Si está combinado con otro nombre poco favorable, la cosa empeora. Por ejemplo, evitar Úrsula (tendencia a la dependencia afectiva, conflictos de apariencia, depresión, alergias).

Coloca como máximo una vocal O en el nombre, así sean dos nombres, porque una vocal O es orden y disciplina, pero más de una vocal O significa tendencia a la personalidad dominante, desear controlar la vida de los demás, intolerancia.

 

 Vía: Cifuentes Castañeda, Rosa María. La magia de tu nombre

Artículos Relacionados

¿Conoces las palabras mágicas del Ho´oponopono?

Lo siento, Perdóname, te amo, gracias 4 Palabras que te darán Paz Cuando tengas un enojo repite… Lo siento, Perdóname, te amo, gracias Cuando estés triste repite… Lo siento, Perdóname, te amo, gracias Cuando pierdas la Fe repite… Lo siento, Perdóname, te amo, gracias Cuando haya tráfico repite… Lo siento, Perdóname, te amo, gracias Cuando […]

¿Cómo estará la energía del signo Libra este nuevo año que inician?

Religiosos, cortés, de carácter sentimental, poseen excelentes capacidades psicológicas, diplomáticas y artísticas. Fácil y rápidamente adaptables a las circunstancias, rehúyen al esfuerzo físico. Aunque comunicativos y locuaces, saben callar sigilosamente sus intenciones y propósitos. Les gusta vivir el ahora, olvidando el ayer e ignorando el mañana. Poseen delicada percepción y fina intuición que si alcanzan […]

Varios Secretos de Távata

Para el dinero: Entregar con mano derecha y recibir con mano izquierda porque el lado derecho es la columna del dar y el lado izquierdo es la columna de recibir. Guarda el dinero en la billetera de forma organizada, de mayor nominación a menor. Contar el dinero hacia adentro (hacia tu cuerpo). Cada que se […]

Pin It on Pinterest

Shares

Share This

Share this post with your friends!